<<< Anterior
Inicio
RevMed
Siguiente >>>

POLICLÍNICO REYNOLD GARCÍA. VERSALLES. MATANZAS.
Revista Médica Electrónica 2008;30(1)
La zona de desarrollo próximo y la formación de valores en la Universidad.
The proximal development zone and the formation of values in the University.


AUTORES

Lic. Adelaida Torres Triana

Licenciada en Psicología. Profesora Auxiliar. Facultad de Ciencias Médicas. Policlínico "Reynold García".Versalles. Matanzas.

RESUMEN

Desde el Enfoque Histórico Cultural de la Psicología, del cual se presenta como fundador, L. S. Vigotsky desarrolló un sistema conceptual del cual la zona de desarrollo próximo resulta ser uno de los más relevantes en esta ciencia. El concepto de zona de desarrollo próximo fue aplicado inicialmente por su creador a la relación entre enseñanza y desarrollo, pero consideramos que posee una evidente aplicación para interpretar el desarrollo humano y en el contexto de éste la formación de valores, clave de la educación en la universidad. El objetivo de nuestro artículo es el reflexionar sobre la aplicabilidad de la zona de desarrollo próximo a la formación de valores en dicho contexto. Se conceptualiza la zona de desarrollo próximo como un espacio entre lo que el sujeto realiza o que ha adquirido y lo que es capaz a partir de una relación de ayuda con otros. Éste es un espacio pleno de potencialidades para el desarrollo de valores, así como fuente del surgimiento de nuevas potencialidades. El objetivo final de un proyecto educativo a tales fines lo es la autodeterminación del estudiante respecto al valor que se pretende desarrollar y su expresión en tanto regulador de su actuación. El desarrollo del proyecto puede ser concretado en actividades curriculares y extracurriculares bajo la dirección del profesor y exige la evaluación del proceso durante su aplicación y al finalizar el mismo.

DeCS:
APRENDIZAJE
EDUCACIÓN SUPERIOR
ENSEÑANZA/
métodos
TEORÍA PSICOLÓGICA
CIENCIA COGNITIVA
HUMANOS


INTRODUCCIÓN

El hombre se forma y se desarrolla bajo la influencia de fuerzas internas y externas, sociales y naturales, organizadas y espontáneas, sistemáticas y asistemáticas, con todo aquello con lo que interactúa, es decir, con los demás hombres, los objetos, los fenómenos de la naturaleza y de la vida social, los cuales dejan una huella en su conciencia, en su conducta y en sus cualidades de personalidad. (1)
El hombre se educa desde el momento de su nacimiento, primero en el seno de su hogar, de forma asistemática y espontánea en su relación con el entorno social que le rodea y de forma planificada, organizada, sistemática y coherente en las instituciones educacionales a las que se incorpora después.
La esencia del proceso de educación ha de tener como fin que se logre una concepción del mundo sobre la base sólida de los conocimientos científicos y su transformación en positivas condiciones morales y motivos de conducta. Para alcanzar esta finalidad el sistema educacional cubano siempre ha contemplado entre sus principales direcciones el desarrollo integral del estudiante, tanto en conocimientos como en la formación de valores éticos. (2)
El mundo de hoy, más que nunca antes, se enfrenta a problemas muy complejos por su tipo y magnitud como lo son el de la subsistencia, el deterioro acelerado del medio ambiente, la migración y las guerras.
Ello hace que se requiera de un profesional altamente competente por sus conocimientos y dotado de sólidos valores humanísticos, que actúe de forma responsable y comprometida con el desarrollo social. (3,4)
La educación de valores, por ello, despierta cada vez mayor interés en la sociedad y particularmente la institución que debe desarrollarla de forma científica: la escuela.
Si bien pudiera pensarse que la etapa idónea para formar valores es la infancia, esto no es rigurosamente cierto, pues todas las edades de desarrollo poseen potencialidades particulares en tal sentido.
El joven que cursa estudios universitarios se apropia progresivamente de todos los saberes científicos y condicionamientos éticos de su profesión. Ello hace particularmente lícito y extraordinariamente importante la intención de formar valores en la universidad.
Ahora bien, la educación en valores es un problema complejo, representa un reto que requiere de sólidos fundamentos teóricos y metodológicos en la Pedagogía contenidos en su marco filosófico, psicológico y sociológico.(5)
El objetivo de nuestro trabajo es analizar desde el marco psicológico de la Psicología Pedagógica Cubana la formación de valores en la universidad. Para ello nos hemos apoyado en la obra de L. S. Vigotsky fundamentalmente en su concepto de zona de desarrollo próximo.

DISCUSIÓN

La producción científica de L. S. Vigotsky es objeto hoy de nuevas lecturas y renovado interés. A este autor le corresponde el mérito de haber sido el primero en elaborar una teoría y práctica en la Psicología basadas en el Materialismo Dialéctico e Histórico. Así resultó el fundador y gran teórico del Enfoque Histórico Cultural en esta ciencia. (6)
De los axiomas fundamentales de este enfoque y que constituyen referentes de su trabajo, deseamos destacar en primer lugar el que plantea que la actividad del hombre no es adaptativa, sino transformadora de la realidad y al mismo tiempo que esto ocurre se “hace” a sí mismo.
La actividad humana es además mediatizada, ya que la relación entre la persona y la acción está mediada por instrumentos, no sólo para modificar el ambiente, sino también para controlar su propio comportamiento, es decir, regular su ejecución durante la actividad.
Estos instrumentos mediatizadores son procesos psicológicos cuando son descritos como cualidades ideales de los individuos y sistemas simbólicos de la cultura cuando se identifican como procedimientos transpersonales registrados en forma de ideologías.
Ahora bien, la actividad humana sólo puede ser transformadora y mediatizada en condiciones de relación social, esto supone la cooperación y la comunicación entre las personas con el propósito de dirección y regulación.
De aquí Vigotsky derivó la Ley Psicogenética del Desarrollo que plantea que la determinación de la subjetividad humana está dada primero como relación social y después se transforma paulatinamente en capacidad personal y autodominio del comportamiento.(6)
Partiendo de estas consideraciones preliminares sobre los fundamentos de la obra de Vigotsky, pasaremos al desarrollo de nuestro objetivo, que es la aplicación de los mismos al campo de la formación de valores en la universidad.
En sus trabajos Vigotsky se refiere fundamentalmente al problema de la enseñanza y el desarrollo. Al respecto planteó que la enseñanza se limitaba a establecer el nivel alcanzado por el niño, es decir, a las tareas que éste autónomamente ya podía resolver. Por esta vía se determinaba únicamente su nivel de desarrollo actual, la parte del desarrollo que el niño había completado.
Basado en estas consideraciones planteó que la Pedagogía no debía orientarse al ayer, sino al mañana y al desarrollo infantil, sólo entonces podría hacer surgir en la enseñanza aquellos procesos del desarrollo que se encuentran en su zona de desarrollo próximo.(7)
Se define entonces la zona de desarrollo próximo en el contexto de la instrucción como la discrepancia (distancia) entre lo que el alumno puede hacer independientemente (zona de desarrollo real) y lo que puede hacer con ayuda de otra persona más capaz.
En su obra Pensamiento y Lenguaje este autor planteó: “Con ayuda, todo niño puede hacer más de lo que puede hacer solo, aunque sólo dentro de los límites establecidos por su estado de desarrollo… lo que el niño puede hacer hoy en cooperación, mañana podrá hacerlo solo”.(7)
Por otra parte, en esta propia obra expresó: “…. en el desarrollo infantil la instrucción juega un papel fundamental, descubre cualidades específicamente humanas de la mente y conduce al niño a nuevos niveles de desarrollo. Por lo tanto, el único tipo de instrucción adecuada es la que marcha delante del desarrollo y lo conduce, debe ser dirigida más a las funciones de maduración que a lo ya maduro”. (7)
Independientemente de que en sus trabajos Vigotsky se refirió a la instrucción en la edad infantil, sus análisis son válidos para todas las edades del desarrollo.
A la luz del estado actual de la Psicología sus conceptos son absolutamente aplicables y, más aún, poseen posibilidades de aplicación que todavía no se han explotado.
En su trabajo “El concepto de zona de desarrollo próximo: una interpretación”, Roberto Corral plantea que el concepto de zona de desarrollo próximo es mucho más amplio que la propia aplicación que Vigotsky le dio. Así expresa: “El concepto de zona de desarrollo próximo es un concepto de desarrollo del hombre, no sólo del área de aprendizaje o enseñanza”. (8)
Abarca todo el campo de la experiencia humana, por lo que las “ayudas” psicológicas y pedagógicas comprenderían todas las dimensiones del desarrollo de la persona.
Ahora bien, la mediación social de la relación con el otro para Vigotsky es “ayuda para el desarrollo, espacio de interacción para la construcción de la realidad y conocimiento”.
Debemos precisar que todo proyecto educativo para la formación de valores en los estudiantes universitarios relacionados con su contexto de formación profesional debe partir del diagnóstico del desarrollo alcanzado por éstos y de las potencialidades presentes en tal sentido.
Dicho diagnóstico, por supuesto, es muy importante, pero no es un fin en sí mismo, sino un punto de partida para la transformación de éstos hacia niveles superiores.
Así, éste debe concebirse como posibilidad y potencialidad de desarrollo y no como resultado y logro alcanzado, que es lo que permite realmente constatar en sentido prospectivo lo que el hombre es capaz de hacer con ayuda de los otros en tanto producto de determinadas relaciones sociales. (10)
Estimamos, no obstante, que el diagnóstico al que acostumbramos en esta área ha resultado del etiquetado del grado de desarrollo del valor, lo cual consideramos perfectamente válido, pero que no expresa cabalmente la distancia o espacio que separa dicho grado de desarrollo del grado alcanzable con ayuda.
Así, el diagnóstico se instala más como una evaluación del dominio parcial de lo que se desea formar que de la existencia de los procesos de base para ello.
Recordemos que la zona de desarrollo próximo como espacio donde ya existen potencialidades personales es a su vez un espacio de descubrimiento y activación a partir de la relación con otra persona de las mismas. También la zona de desarrollo próximo debe concebirse como un espacio donde se crean nuevas potencialidades aún no existentes. Una modificación de la zona de desarrollo próximo ocurre cuando en la relación con el otro surgen potencialidades nuevas como consecuencia de la misma. (11)
El objetivo general del proyecto educativo lo constituirá la autonomía o autodeterminación del estudiante en relación al valor desarrollado y su expresión en tanto regulador de su actuación. Éste debe ser capaz de enfrentar independientemente los conflictos morales y darle solución de forma compatible con el valor formado. (12)
El proceso educativo debe ser dirigido por el profesor y fundamentado teórica y metodológicamente para garantizar resultados exitosos.
Su puesta en práctica puede ser concretada desde las actividades curriculares como las conferencias, seminarios, talleres, práctica laboral, aunque también desde las no curriculares como las actividades políticas, la investigación científica del estudiante, etc. Por supuesto, el proyecto educativo debe tener muy en consideración desde que actividad éste se va a desplegar y los valores a desarrollar en las mismas.
Por último, como toda estrategia pedagógica, debe ser evaluado tanto durante su puesta en práctica como al finalizar éste.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Báxter E, Amador A, Bonet M. La escuela y el problema de la formación del hombre. En: Compendio de Pedagogía. 2da ed. La Habana: Ciencias Médicas; 2006. p.143-92.
  2. Sánchez A, Sánchez Toledo M. La pedagogía cubana: sus raíces y logros. En: Compendio de Pedagogía 2da. ed. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2006. p.36-44.
  3. Romero C, Acosta H, Freire H, Fabelo J, Domínguez A. La formación de valores en la universidad: exigencias teórico-metodológicas. Universidad de Matanzas. Área de Estudios sobre Educación Superior. Matanzas:Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”; 2002.
  4. González V. Educar valores en la universidad: reflexiones desde una perspectiva psicológica. Rev Cubana Psicol. 2003; 20(1):50-9.
  5. López J, Esteba M, Rosés M, Chávez J, Valera O, Ruiz A. Marco conceptual para la elaboración de una teoría pedagógica. En: Compendio de Pedagogía 2da. ed. La Habana: Ciencias Médicas; 2006.p. 45-60.
  6. Corral R. Historia de la Psicología: apuntes para su estudio. La Habana:Félix Varela; 2003.
  7. Vigotsky L S. Pensamiento y Lenguaje. La Habana: Edición Revolucionaria; 1964.
  8. Corral R. El concepto de zona de desarrollo próximo: una interpretación. Rev Cubana Psicol. 2004; 4(3):16-22.
  9. Ángelo DO. Proyección desde Vigotsky a la construcción de la persona y la sociedad creativa. Rev Cubana Psicol. 2003; 16(3):20-26.10.
  10. Corral R. Las lecturas de la zona de desarrollo próximo. Rev Cubana Psicol. 2001; 18(1):18-26.
  11. González V, Kraftchenko O, Ojalvo V. La educación de valores en el contexto universitario. La Habana: Editorial Félix Varela; 2002.
  12. García G. ¿Por qué la formación de valores es también un problema pedagógico? En: Compendio de Pedagogía. 2da ed. La Habana: Ciencias Médicas; 2006.p. 199-2006.

SUMMARY

From the historical and cultural point of view of the Psychology, whose founder, L.S. Vigotsky, developed a conceptual system, according to which the concept of the proximal development zone is considered one of the most relevant of this science. Initially, the concept of the proximal development zone was applied by its creator to the relation between teaching and development, but we consider that it has an evident application to understand the human development and in its context, values formation, key of the education in the university. The objective of our article is to reflect on the applicability of proximal development zone to the values formation in that context. We conceptualize the proximal development concept as an interval between what the subject makes or has acquired and what he is able to achieve on the basis of a helping relation with others. This is an interval full of potentialities for the values development, and also the source for the development of new potentialities. The final objective of an educative project is the auto-determination of the student with respect to the values pretended to be developed and its expression as regulator of his behavior. The development of the project may be concreted in curricular and extra-curricular activities under the direction of the professor, and it demands the process evaluation during its application and at the end.

MeSH:
LEARNING
COGNITIVE SCIENCE
PSYCHOLOGICAL THEORY
TEACHING/
methods
EDUCATION, HIGHER
HUMAN

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

Torres Triana A. La zona de desarrollo próximo y la formación de valores en la universidad. Rev méd electrón[Seriada en línea] 2008; 30(1). Disponible en URL:http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202008/vol1%202008/tema10.htm[consulta: fecha de acceso]


<<< Anterior
Inicio
RevMed
Siguiente >>>
Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas
Matanzas. Cuba - 2008