<<< Anterior
Inicio
RevMed
Siguiente >>>

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS “JUAN GUITERAS GENER”.MATANZAS.
Revista Médica Electrónica. 2008;30(6)
La formación de valores, gran reto de la Universidad Médica pertinente.
Value formation, big challenge of the efficacious Medical University.

 

AUTORA

Lic. Regla María Hernández Álvarez.

Licenciada en Psicología. Profesora Instructora. Facultad de Ciencias Médicas "Juan Guiteras Gener".

RESUMEN

La sociedad cubana contemporánea se encuentra en un momento de intensa recuperación y perfeccionamiento para vencer los duros embates de la crisis de los años 90. Se requiere hoy, más que nunca, de capital humano para su desarrollo y son las universidades determinantes en el empeño de formar profesionales con sólidos valores. La Universidad Médica Cubana tiene frente a sí el reto de formar profesionales de la Psicología con un fuerte encargo social, lo cual motivó la realización de este trabajo que tuvo como objetivo, analizar la importancia de la formación de valores en los estudiantes de Psicología en el desarrollo de una Universidad Médica pertinente. Se utilizaron métodos teóricos y empíricos que permitieron concluir que la importancia de la labor del psicólogo en los diferentes momentos del proceso salud-enfermedad, el vínculo de la psicología con otras ciencias, el papel activo de los psicólogos en las investigaciones y puesta en práctica de acciones comunitarias en beneficio del hombre y de la sociedad en general, reflejan la importancia de la formación de valores en los estudiantes de Psicología, en los predios de la Universidad Médica Cubana.

DeCS:

VALORES SOCIALES
PSICOLOGÍA/
educación
EDUCACIÓN MÉDICA
CUBA

INTRODUCCIÓN

La sociedad cubana contemporánea se encuentra en un momento de intensa recuperación y perfeccionamiento para vencer los duros embates de la crisis de los años 90. Se requiere hoy, más que nunca, de capital humano para su desarrollo y son las universidades determinantes en este empeño. Alzamos nuestras ideas frente a un mundo donde la Teoría Neoliberal hace de las naciones pobres un cuadro enajenante de la especie humana: empobrecimiento, desempleo, subempleo, analfabetismo, desnutrición y marginación. Frente a lo anterior se levanta el Proyecto Social Cubano que tiene como pilar fundamental una educación que trabaja por llevar a cabo un justo balance entre el momento instructivo y educativo de la misma; a la par que crea profesionales con profundos conocimientos y habilidades para hacer crecer al hombre, desde su esencia, desarrollándole valores éticos, estéticos y morales que pone en práctica en beneficio de nuestra sociedad y de otros países del mundo.(1-4)
Como se plantea en el Informe sobre la Educación Superior en Cuba presentado a la UNESCO por el Dr. Fernando Vecino Alegret y Asesores “…a partir de los últimos años de la década del noventa la Educación Superior en Cuba presenta alentadores síntomas de recuperación y consolidación, por eso se ha fortalecido su papel decisivo en la política social como parte de un derecho humano fundamental, no sólo en el plano profesional, sino también moral y espiritual”. (1)
Son muchos los retos de la Educación Superior contemporánea para hacerle frente al porvenir con un criterio renovador; así se plantea en la Comisión Internacional sobre Educación Superior frente al Siglo XXI, de la UNESCO, en París en 1998, la necesidad de un nuevo currículo orientado hacia la práctica, con énfasis en el desarrollo de aptitudes para resolver problemas, con aprendizaje interdisciplinario, manejo de idiomas extranjeros y tecnologías de la información, sensibilidad a diferentes costumbres, culturas y modo de pensar, etc.; se plantea además la necesidad de una educación no convencional que lleve a cabo estrategias para superar las diferencias entre países con énfasis en un proceso de calidad y teniendo en cuenta la colaboración interinstitucional y el trabajo en equipo. Para trabajar a tono con lo que demanda el momento histórico que vive la humanidad, la Universidad Cubana debe guiar sus acciones por principios tan importantes como son: la Equidad, la Pertinencia y la Calidad, teniendo como súper-reto la formación de un profesional con una sólida formación en valores morales, éticos y estéticos. La formación de valores en el currículo universitario no se limita a un proceso simple, lineal y homogéneo de transmisión de información del profesor al estudiante, donde el estudiante es un ente pasivo en la recepción de significados, sino que se produce en un proceso complejo de comunicación entre profesores y estudiantes, en el proceso de enseñanza-aprendizaje, donde el estudiante asume una posición activa en la apropiación individual de los significados para la construcción de sus valores” (2-4). Es importante tener en cuenta las características de la edad juvenil, etapa en que se encuentran los estudiantes universitarios; su historia de vida; intereses, necesidades; su personalidad de manera general para hacer la situación de formación de valores más cercana a la individualidad de cada estudiante y que ésta se revierta en futuras conductas para el bien de la sociedad en general. Para el estudio y desarrollo del tema, desde la perspectiva cubana, resultan de obligada consulta las teorías de los doctores José Ramón Fabelo Corzo, Zaida Rodríguez Ugidos, Fernando González Rey, Gerardo Ramos Serpa, Viviana González Maura y Edith González Palmira, entre otros; y como modelo de aplicación de estas teorías a la realidad de la Universidad Cubana y matancera el trabajo merecedor del Premio del Ministerio de Educación Superior de Romero Pérez C. y otros autores.

DISCUSIÓN

La Universidad pertinente y su relación con la formación de valores.

Según se sostuvo en la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior, la pertinencia en este entorno debe evaluarse en términos de la adecuación entre lo que la sociedad espera de las instituciones y lo que éstas hacen. Ello requiere normas éticas, imparcialidad política, capacidad crítica y, al mismo tiempo, una mejor articulación con los problemas de la sociedad y del mundo del trabajo, fundando las orientaciones a largo plazo en objetivos y necesidades sociales, comprendidos el respeto de las culturas y la protección del medio ambiente. La educación superior debe reforzar sus funciones de servicio a la sociedad y más concretamente sus actividades encaminadas a erradicar la pobreza, la intolerancia, la violencia, el analfabetismo, el hambre, el deterioro del medio ambiente y las enfermedades, principalmente mediante un planteamiento interdisciplinario y transdisciplinario para analizar los problemas y las cuestiones planteados. La pertinencia no se logra sin la participación consciente y activa de sus propios actores: docentes, personal administrativo y técnico y alumnos que deben acordar de manera permanente las tareas que deben cumplir para este fin. No se puede lograr un alto grado de comprensión social sobre lo que debe hacer una universidad si previamente no es comprendido en lo interno. El análisis debe ser amplio y profundo con vastas posibilidades de participación para lograr la implicación afectiva y el compromiso de cada participante. No puede tratarse el tema de educación pertinente sin tener en cuenta la calidad. El concepto de calidad en la educación superior puede analizarse de múltiples y variadas formas. Se constituye en el elemento central del proceso de gestión universitaria de estos tiempos. Debe contemplar: la formación del profesional, la educación posgraduada, la investigación científica y tecnológica, así como la extensión universitaria. Por otra parte, no pueden dejar de considerarse en este proceso la evaluación y acreditación institucionales. Es necesaria la conciliación de los componentes teórico-cognoscitivos y práctico-profesionales con la formación de valores, en el ámbito de la pedagogía contemporánea, privilegiando el aprendizaje participativo, las técnicas de trabajo en grupos, así como los procedimientos lúdicos de formación activa: aprender haciendo, resolviendo problemas profesionales, preparando al hombre para la vida. La educación reproduce y construye valores, conocimientos, habilidades profesionales y cultura, dando a la sociedad una dimensión histórica en correspondencia con la sociedad en que se desarrolla. O sea, que no se puede pensar en calidad de la educación superior como un fin en sí, disociado de la inserción concreta de la institución universitaria en un determinado contexto social. Formar valores en los estudiantes universitarios o crear las bases para mantener los ya formados y enriquecerlos requiere del análisis de éstos desde su dimensión objetiva, según la teoría de Fabelo Corzo.(2)
Lo anterior apunta que “cada objeto, fenómeno, suceso, tendencia, conducta, idea o concepción, cada resultado de la actividad humana, desempeña una determinada función en la sociedad, adquiere una u otra significación social, favorece u obstaculiza el desarrollo progresivo de la sociedad y, en tal sentido, es un valor o un antivalor”.(3-8)
Un fenómeno puede ser positivamente significativo para una persona o para un determinado grupo de hombres y, al mismo tiempo, poseer una relación negativa con la sociedad, con lo humano genéricamente asumido. En tal caso ese fenómeno será objetivamente un antivalor y no un valor, aunque pueda ser positivamente apreciado por ciertos sectores de la sociedad. El sistema objetivo de valores es independiente de la apreciación que de él se tenga, pero eso no significa que sea inmutable. Todo lo contrario, es dinámico, cambiante, atendiendo a las condiciones histórico-concretas. (9)
La necesaria formación de valores en los estudiantes de Psicología en los predios de la Universidad Médica. La especialidad de Psicología tiene como objeto de estudio la psiquis del hombre, entendido éste como un ente bio-psico-social que, como es de suponer, se encuentra en cada lugar posible de nuestra sociedad y por tal motivo puede y se hace necesario que desde nuestra ciencia lo tengamos en cuenta. La labor del profesional de la Psicología no sólo se enmarca en el individuo de manera aislada, se tiene en cuenta además las leyes y particularidades de los grupos, tanto formales como informales, donde se desenvuelve éste: desde la familia como célula básica de la sociedad y pilar esencial de la salud y educación del individuo hasta todos los grupos de los que forma parte a lo largo de la vida en su desempeño escolar, laboral, etc. La psicología se encuentra indisolublemente ligada a todas aquellas ciencias que de alguna manera tienen en su punto de mira al hombre, y es bajo este concepto que se trabaja para entender al hombre integralmente, holísticamente. No se puede divorciar la Psicología de la Pedagogía, la Medicina, la Informática, la Sociología, la Antropología, las Ciencias Empresariales y esto constituye un reto para la formación del profesional de la Psicología que requiere la sociedad contemporánea; para vencerlo se requiere de la preparación de los futuros psicólogos con conocimientos que le permitan transitar por esas ramas y a la inversa; de lo contrario los caminos nunca se unirían en el fin común de ayudar al beneficio de la especie humana.(10,11)
La carrera de Psicología en los predios de la Universidad Médica tiene en cuenta todos los presupuestos anteriores y desde esa formación integral hace especial énfasis en la labor psicológica en los diferentes momentos del proceso salud-enfermedad. Son determinantes las acciones para promover salud y prevenir enfermedades a través de una fuerte preparación para el trabajo comunitario que sobrepase los límites teóricos y llegue a materializarse en acciones concretas, desde etapas muy tempranas en la formación del profesional; es esencial la preparación para tratar sujetos enfermos con toda la individualidad que esto determina, lo cual implica ubicar a cada hombre en su realidad concreta y particular; de igual manera se prepara al profesional para intervenir de manera adecuada y potencializadoramente en la labor de rehabilitación; y, por último, es crucial la labor psicológica para ayudar a las personas de nuestra sociedad a enfrentar un momento crucial, difícil, particular y a la vez natural e inevitable como es la muerte. En Cuba el análisis del proceso de incorporación de la Psicología a la organización de Salud Pública implica enmarcarlo en la realidad histórico-social de nuestro país y especialmente en las condiciones que determinan un perfil de salud y bienestar psicológico específicos de nuestra población, así como la organización y estructura de nuestra salud pública a la cual ha debido de integrarse la práctica psicológica. A la Psicología cubana le corresponde el honor de haber sido el primer país subdesarrollado e incluso el primero de muchos países desarrollados en iniciar y desarrollar esta concepción revolucionaria de la Psicología, que tiene como objetivo más amplio y general la promoción de aquellos factores cognoscitivos, afectivos y conductuales que favorecen la salud y el desarrollo de las potencialidades del hombre en el ámbito familiar, escolar y laboral en el marco de nuestra sociedad socialista. El encargo social de la Psicología justifica la imperiosa necesidad de que el estudiante se encuentre motivado e implicado con la hermosa labor de contribuir a la expresión más genuina de la esencia humana y esto sólo se logra si a la par de los conocimientos se lleva a cabo un fuerte trabajo de formación de valores. (10,11)
Se trata de formar un profesional, un científico y un ciudadano con criterios propios, responsable, solidario, sacrificado, honesto, con sólidas convicciones bien fundamentadas y argumentadas, con una sólida ética profesional, poseedor de una cultura profesional, científica e ideológica acorde con nuestras necesidades y realidades y en el contexto del mundo contemporáneas.

CONCLUSIONES

  1. La realidad histórico-social que sirve de entorno a los centros de Educación Superior en Cuba y el mundo exige de estos últimos desarrollarse guiado por el concepto de pertinencia y tener como principio fundamental la calidad.
  2. El desarrollo de una Universidad pertinente exige de la conjugación, durante el proceso educativo, de los momentos instructivos y educativos, haciendo especial énfasis en estos últimos de manera que se formen valores, convicciones y cualidades en beneficio de la sociedad y de la desenajenación del hombre.
  3. La importancia de la labor del psicólogo en los diferentes momentos del proceso salud-enfermedad, el vínculo de la psicología con otras ciencias, el papel activo de los psicólogos en las investigaciones y puesta en práctica de acciones comunitarias en beneficio del hombre y de la sociedad en general, reflejan la importancia de la formación de valores en los estudiantes de Psicología, en los predios de la Universidad Médica Cubana.
  4. El fuerte impacto comunitario de las acciones educativas de los estudiantes de Psicología, la democratización del acceso y el fuerte vínculo que se ha logrado establecer con la práctica profesional justifican la pertinencia de la especialidad de Psicología que se imparte en los predios de la Facultad de Ciencias Médicas “Juan Guiteras Gener”.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Colectivo de autores. La educación en valores en el contexto universitario. La Habana: Editorial Félix Varela;2002.
  2. Fabelo Corzo JR. Práctica, Conocimiento y Valoración. La Habana: Ciencias Sociales;1989.
  3. González Maura V, Kraftchenko Beoto O, Ojalvo M. El Diagnóstico Psicopedagógico de los Valores. Rev Pedagógica Universitaria. 2003; 8 (1)
  4. Fernández Rius L. Pensando en La Personalidad. La Habana:Ciencias Médicas;2006.
  5. González Rey F. La personalidad, su educación y desarrollo. La Habana:Ciencias Sociales;1985.p. 21-88.
  6. Molina A. Concepciones teóricas y metodológicas para la implementación de un modelo pedagógico para la formación de valores en estudiantes universitarios. Estud Pedagóg.2005; 31(1): 79-95.
  7. Romero Pérez CL. La Formación de Valores en la Universidad:Exigencias teórico-metodológicas. Matanzas: Imprenta Universidad UMCC;2000.
  8. Rodríguez García LE. Estrategia docente-educativa para contribuir al desarrollo de valores de la profesión en los estudiantes de tercer año de la carrera de Licenciatura en Enfermería desde la asignatura de Bioética y Ética en Enfermería. Tesis presentada en opción del grado de Máster en Ciencias de la Educación Superior. Matanzas: UMCC;2005
  9. Vecino Alegret F. La Educación Superior en Cuba. Historia, actualidad y perspectiva.Conferencia Regional sobre Políticas y Estrategias para la Transformación de la Educación Superior en América Latina. La Habana: MES; 1996.
  10. Diego González S, Rodríguez García M, Imbert Stable N. Psicología Educativa. La Habana:Pueblo y Educación;2004.
  11. López Bombino LR. El saber ético de ayer a hoy. T.I -T.II. La Habana: Editorial Félix Varela;2004.

SUMMARY

The contemporary Cuban society is immersed in a moment of intense recuperation and improvement to overcome the hard knocks of the crisis of the 90ies. Human capital is required today more than before for the development of the country, and the universities are determinant in the commitment of forming professionals with solid values. Cuban Medical University affronts the challenge of forming professionals with a strong social task, and that is what motivated us to carry out this work taking as objective: To analyze the importance of value formation in students of Psychology in the development of an efficacious Medical University. We used theoretic and empiric methods allowing to conclude that the importance of the psychologist´s work in different moments of the health-disease process, the link of psychology with other sciences, the active role of psychologists in investigating and developing communitarian actions that may benefit persons and society in general, all reflect the importance of values formation in students of psychology at the Cuban Medical University.

MeSH:

SOCIAL VALUES
PSYCHOLOGY/
education
EDUCATION, MEDICAL
CUBA

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

Hernández Álvarez RM. La formación de valores, gran reto de la Universidad Médica Pertinente. Rev méd electrón[Seriada en línea] 2008; 30(6).Disponible en URL:
http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20médica/ano%202008/vol6%202008/tema18.htm.[consulta: fecha de acceso]


<<< Anterior
Inicio
RevMed
Siguiente >>>

Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas
Matanzas. Cuba - 2008