<<< Anterior
Inicio
RevMed
Siguiente >>>

CENTRO PROVINCIAL PARA EL DESARROLLO DE LA MEDICINA TRADICIONAL Y NATURAL
DR. MARIO E. DIHIGO. MATANZAS
Revista Médica Electrónica 2011;33(1)

 

Homeopatía y dolor lumbar

Homeopathy and lumbar pain

AUTORES

Dra. Eva María Castro Morillo (1)
E-mail: ceproment.mtz@infomed.sld.cu
Dr. Osmany Ramos Marrero (2)
Dra. Maritza Catalina Lozano Tarifa (3)
Dr. Johann Perdomo Delgado (4)
Dra. Evelyn Annie González Plá (5)

1) Especialista de I Grado en Anestesiología y Reanimación. Máster en Medicina Bioenergética y Naturalista en Atención Primaria de Salud. Centro Provincial para el Desarrollo de la Medicina Tradicional y Natural Dr. Mario E. Dihigo. Matanzas.
2) Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Máster en Medicina Bioenergética y Naturalista en Atención Primaria de Salud. Centro Provincial para el Desarrollo de la Medicina Tradicional y Natural Dr. Mario E. Dihigo. Matanzas.
3) Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Diplomada en Medicina Tradicional y Natural. Profesora Instructora. Dirección Municipio de Salud. Matanzas.
4) Especialista de II Grado en Medicina Tradicional y Natural. Máster en Medicina Bioenergética y Naturalista en Atención Primaria de Salud. Profesor Asistente. Dirección Provincial de Salud Pública. Matanzas.
5) Especialista de II Grado en Medicina Tradicional y Natural. Profesora Auxiliar. Máster en Medicina Bioenergética y Naturalista en Atención Primaria de Salud. Hospital Militar Docente Dr. Mario Muñoz Monroy. Matanzas.

RESUMEN

El dolor lumbar es una causa frecuente que afecta a los pacientes que acuden a consulta, siendo uno de los más incapacitantes. Prevalece en la población adulta, con mayor incidencia en los mayores de 30 años, pudiendo evolucionar por crisis, o ser constante y resultar temporal, permanente o recidivante. En su tratamiento se emplean medicamentos alopáticos, modalidades físicas y diferentes técnicas de medicina natural y tradicional con el objetivo de aliviar el dolor, recuperar o mantener la función, así como evitar su recurrencia. Teniendo en cuenta el desarrollo en los últimos tiempos de la homeopatía, se decidió realizar una revisión bibliográfica con el objetivo de identificar los principales medicamentos homeopáticos susceptibles de ser utilizados en esta entidad según criterios actuales.

Palabras clave: dolor de la región lumbar, homeopatía, terapéutica homeopática, revisión

INTRODUCCIÓN

El dolor lumbar es un síndrome que el 80 % de la población, como mínimo, puede experimentar en algún momento de su vida, constituyendo un motivo usual de ausentismo laboral, pérdida de la productividad, además de acompañarse de tensiones emocionales y físicas. Prevalece en la población adulta a partir de la tercera, cuarta y quinta década de la vida (1-3).
Se caracteriza por la presencia de dolor agudo o crónico de la columna lumbar, acompañándose frecuentemente de dolor irradiado, que puede aumentar con la actividad física o el movimiento, y mejorar o no con el reposo según su etiología. Se agrava por la tos, la defecación y el estornudo (2-4).
Se citan como causas de dolor lumbar las lesiones traumáticas, la hiperlordosis secundaria a obesidad, musculatura abdominal fláccida o embarazo, la discopatía lumbar, las infecciones, la sacralización lumbosacra (descompensada por sobrecarga, sobrepeso o postura viciosa), la espondilolistesis, la espondiloartrosis, la escoliosis, los tumores, los procesos inflamatorios como la artritis reumatoide, la espondilitis anquilosante, la osteoporosis y la raquiestenosis congénita o artrósica, entre otras (1-4).
Para poder establecer el diagnóstico se debe realizar un interrogatorio exhaustivo, acompañado de una exploración física general y de la zona dolorosa, así como de la sensibilidad, la función motora y los reflejos osteotendinosos. Puede ser necesario en dependencia de su causa, hacer estudios de laboratorio e imaginología (1,3,7).
El tratamiento de esta afección debe ser individualizado. Se utilizan medicamentos alopáticos, modalidades físicas y diferentes técnicas de medicina natural y tradicional, entre ellas la Homeopatía, disciplina médica introducida en Cuba en la primera mitad del siglo XIX, que ha avanzado por los caminos de la ciencia, con principios bien establecidos, entre los cuales se encuentran el principio de la similitud, la patogenesia, la individualidad patológica, la individualidad medicamentosa y la biocibernética curativa, entre otros (5-8).
Las prescripciones en homeopatía deben seguir estos principios, por lo que se puede encontrar que para una enfermedad hay varios medicamentos y diferentes potencialidades a aplicar, en dependencia de la individualidad del enfermo visto integralmente (9-11).
Se disponen, entonces, de una forma de enfocar y prescribir la medicina con resultados muy alentadores, económica y fácil de administrar, constituyendo otro arsenal terapéutico al alcance de los profesionales de la Salud al servicio de la población.
La presente investigación se realiza en el Centro Provincial para el Desarrollo de la Medicina Tradicional y Natural Dr. Mario E. Dihigo, de Matanzas, en el mes de abril de 2010. La misma tiene como objetivo identificar y caracterizar los principales medicamentos homeopáticos que pueden ser utilizados en el tratamiento del dolor lumbar sin ciatalgia asociada.

DISCUSIÓN

Se conoce como dolor lumbar aquel que está localizado en el área comprendida entre la región costal inferior y la región sacra, y que en ocasiones puede comprometer la región glútea. Representa el 2,6 % de las consultas al médico general (5).
Generalmente el dolor lumbar agudo o de corto plazo dura de unos días a algunas semanas. El dolor de espalda que persiste durante más de 3 meses se considera crónico (5).
La mayoría de los dolores de espalda agudos son de naturaleza mecánica, el resultado de trauma lumbar o un trastorno como la artritis. El dolor por trauma puede estar causado por una lesión deportiva, trabajo en la casa o en el jardín, una sacudida súbita como un accidente de auto u otro estrés sobre los huesos y tejidos vertebrales, o cuando alguien levanta algo muy pesado o se estira demasiado, causando un esguince, torcedura o espasmo en uno de los músculos o ligamentos de la espalda. Si la columna se tuerce o comprime demasiado, un disco puede romperse o sobresalir. Esta ruptura puede poner presión sobre los nervios enraizados en la médula espinal que controlan los movimientos del cuerpo y transmiten señales desde el cuerpo al cerebro. Cuando estas raíces nerviosas se comprimen o irritan, se produce el dolor de espalda (3,5-7).
El dolor lumbar puede producirse también por osteoporosis u otras enfermedades óseas, infecciones virales o anormalidades congénitas en la columna. La obesidad, fumar, el aumento de peso durante el embarazo, el estrés, el mal estado físico, la postura inadecuada para la actividad que se realiza, y la mala posición al dormir, también pueden contribuir al mismo (3,6-8).
En ocasiones, el dolor lumbar puede indicar un problema médico más serio. El dolor acompañado de fiebre, o la pérdida de control vesical o intestinal, dolor al toser, y debilidad progresiva en las piernas pueden indicar un nervio pellizcado u otra afección. Las personas con diabetes pueden tener dolor de espalda intenso o dolor que se irradia a la pierna relacionada con la neuropatía (8).
Los síntomas pueden variar desde un dolor muscular a un dolor punzante, flexibilidad o rango de movimiento limitados, o una incapacidad para pararse en posición erguida (5-8).
La Lumbalgia aguda o lumbago sucede típicamente a un esfuerzo o movimiento en falso, provocando dolor intenso y bloqueo en flexión de la columna lumbar, que reduce al enfermo a la cama —donde se alivia—, mientras que la tos, el estornudo o la movilización reavivan el dolor. El dolor agudo, en condiciones patológicas se debe a la alteración brusca de las estructuras vertebrales con sus consecuencias inmediatas de edema, liberación de histamina y bradiquinina (sustancias alógenas) y espasmo muscular reflejo (5,8).
El dolor crónico es más complejo, puesto que en él interviene una serie de eventos somáticos y psíquicos que conforman una cadena de factores que lo pueden mantener. Entre ellos están la tensión emocional, los traumatismos físicos e infecciones, entre otros. El dolor produce tensión muscular y este a la vez desencadena isquemia, edema, liberación de sustancias algogénicas e inflamación. Esta última provoca una limitación de la elongación de la movilidad articular, llevando todo ello a la incapacidad funcional, formándose un círculo vicioso en el cual los factores orgánicos y psicológicos se superponen o pueden mantener indefinidamente el dolor (5,8).
Para los dolores lumbares se han utilizado las terapias farmacológicas: analgésicos, antinflamatorios no esteroideos, esteroides orales, así como los bloqueos nerviosos e intervenciones quirúrgicas (6,7). También se emplea la acupuntura, la auriculoterapia, la moxibustión, el láser, la magnetoterapia, la fitoterapia, la digitopuntura, el masaje, la peloideterapia, la farmacopuntura, la ozonoterapia y la homeopatía (3,11).
La palabra homeopatía proviene del griego homios (semejante) y pathos (padecimiento o enfermedad). La terapéutica homeopática es un sistema concebido a finales del siglo XVIII por el sabio alemán Samuel Hahnemann, en la que se considera al organismo como un todo integrado del cual ninguna de las partes puede ser disociada, puesto que la totalidad del conjunto de los síntomas da la imagen real de la enfermedad (10,11).
La homeopatía se basa en el principio de la similitud. Toda sustancia farmacológicamente activa provoca síntomas patológicos en un individuo sano y es capaz, con dosis diluidas y dinamizadas, de tratar esos síntomas en un individuo enfermo. Este conocimiento exacto de la similitud entre el medicamento y la enfermedad justifica el objetivo específico de la homeopatía de individualizar el enfermo y su tratamiento, utilizando las capacidades de reacción de cada persona. La homeopatía utiliza sustancias de origen animal, vegetal y mineral. Las drogas deben ser capaces de producir en el organismo humano una enfermedad artificial lo más similar posible a la que debe curarse (12,15-20).
Estos medicamentos se pueden administrar en gotas, glóbulos, cremas, ungüentos, solución inyectable y tabletas. Pueden aplicarse sobre la lengua, sublingual, sobre la piel, por inhalación o tomado en soluciones, entre otras vías de administración (17-22).
La homeopatía ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de enfermedades, poniendo a disposición de los pacientes un procedimiento con mínimos efectos secundarios, además de constituir un nuevo camino en la investigación médica. Se practica en todo el mundo y se calcula que aproximadamente quinientos millones de personas reciben estos tratamientos (22,23).
En la lumbalgia, la combinación de medicamentos depende de las características de cada paciente. Por dicha razón, cada tratamiento es personalizado, la prescripción dependerá de condiciones tan específicas como la localización del dolor (del lado izquierdo o derecho), si este aparece y desaparece súbitamente, o bien, si se agrava cuando se está sentado; también se considerará la posibilidad de que ocurra junto con entumecimiento o si mejora con el calor o al caminar, entre otras modalidades (15,16,20).
En la literatura revisada aparecen medicamentos homeopáticos para el tratamiento del dolor lumbar. De este modo, resultan útiles en el abordaje del mismo los siguientes (15, 16, 20,23).

An acardium orientale: Útil en la debilidad paralítica de espalda y miembros, a veces total o localizado en un grupo de músculos, sensación de peso en espalda o columna, como si una astilla estuviese fuertemente encajada. Esta sensación es casi siempre intermitente.

Antimonium tartaricum: Violento dolor en la región sacro lumbar, acompañado de sensación de pesadez en el cóccix, como si fuese tironeado hacia abajo.

Apis mellifica: Sensación de estar cansado, desecho, edemas, pies hinchados y rígidos, reumatismos de miembros inferiores y espalda, debilidad paralítica en las extremidades.

Argentum nitricum: Es un remedio para dolores desgarrantes, lacerantes, fulgurantes, sobre todo en extremidades inferiores. El dolor en la región lumbar se produce cuando está sentado, pero mejora cuando está parado y caminando. Dolor agudo en columna vertebral. Dolor de espalda a la noche. Gran sensación de peso en la región lumbar.

Arnica montana: Obra con más intensidad sobre el tejido muscular que sobre los ligamentos. En consecuencia está indicado, cuando después de un ejercicio prolongado hay dolor muscular, después de un traumatismo y sensación de magulladura. El paciente tiene la sensación de haber sido golpeado.

Arsenicum album: Para los efectos del ejercicio exagerado, particularmente cuando este ha consistido en escalar cerros o montañas muy altas; en estos casos se combinan los malos efectos del ejercicio pesado a los efectos que puede producir la respiración de una atmósfera enrarecida. Debilidad de columna vertebral. Impulsa acostarse pero sin alivio con angustia y agitación, dolor y sensación de debilidad sacral. Dolores con ardor de espalda. Dolores ardientes a lo largo del nervio, intermitentes con tendencia a repetición periódica, empeoran por el reposo y mejoran por el movimiento.

Bryonia alba: Dolores tirantes, desgarrantes, o dolor como de ulceración subcutánea, localizado particularmente en la región lumbar y que se extiende al muslo, rigidez de músculos de espalda y lumbares que impiden caminar. Agravación por movimiento y mejoría por reposo, calma acostado sobre el lado dolorido.

Calcarea fluorica: Sensación de tirón y dolor en la parte inferior de la espalda, sensación de quemaduras, plenitud y constricción intestinal. Dolor de espalda que simula una irritación espinal con debilidad dolores de lumbago por esfuerzo, agravados al comenzar los movimientos y mejoran al continuar el movimiento y por el calor. Lumbago crónico que se repite al menor esfuerzo, dolor peor después del descanso.

Conium maculatum: Debilidad de la espalda acompañada de dolores de la columna vertebral, esto puede ser resultado de un traumatismo y persistir. Tiene agravación al empezar a moverse, pero hay mejoría por el movimiento continuado.

Ferum metallicum: Lumbago mejorado al caminar lentamente, dolores reumáticos mejorados por calor y movimiento lento, agravados por el frío, por esfuerzo o movimiento rápido. Los dolores sobrevienen sobre todo de noche cuando trata de estar tranquilo en su lecho, dolores en músculos y a lo largo de nervios.

Hypericum: Dolores por golpes violentos sobre la columna vertebral, punzantes, intolerantes a lo largo de el trayecto de un nervio.

Kali carbonicum: Tiene dolores agudos en la región lumbar, que se agravan a las tres de la madrugada y obligan al enfermo a levantarse a caminar. Los dolores descienden hasta los glúteos. Gran debilidad de la espalda como si no pudiera estar parado, dejarse caer en una silla o acostarse. Sensación de ardor en columna vertebral.

Kalmia latifolia: Sus síntomas se muestran sobre todo en músculo, tendones a lo largo de nervios. Son dolores agudos que van del centro a las extremidades, varían de sitios y se agravan por movimientos. A veces son fulgurantes, pasan como un relámpago; otras desgarrantes siguiendo un trayecto nervioso, por ejemplo el ciática. Dolor lumbar particularmente derecho.

Ledum palustre: Produce dolores en la espalda que pueden ser comparados a la sensación de rigidez que se experimenta después de estar sentado por largo rato. Hay un dolor calambroideo en las caderas al caer la noche. En la mañana, rigidez de los pies. Indicado tanto en casos agudos como en crónicos.

Lycopodium clavatum: Dolor tirante, ardiente, que mejora por el movimiento y se agravan por el reposo, acostándose sobre el lado doloroso, lateralizad derecha.

Nux vomica: Dolor de espalda, sobre todo marcado en cama, de noche se debe sentar en el lecho para darse vuelta; cuando está en pie es muy doloroso enderezarse, inclinarse, darse vuelta, camina doblado en dos, agrava al sentarse. Dolores en relación con hemorroides o abuso de onanismo.

Petroleum y ruta: Son útiles para los dolores reumáticos de la espalda, cuando empeoran por la mañana, antes de levantarse. Petroleum sirve para dolores en región lumbar que impiden estar parados, cóccix doloroso al sentarse, rigidez y entumecimiento de miembros, dolores tironeantes que aparecen y desaparecen bruscamente. En el caso de la Ruta, se indica en sensación de fatiga dolorosa en la espalda, dolor de magulladura en vértebras lumbares, dolores de espalda y cóccix como si se hubiera magullado por golpe o caída, dolor de ciática que desciende desde espalda a cadera y muslos soportable de día pero agravado de noche cuando se acuesta.

Pulsatilla nigricans: Lumbago como si estuviera entumecido. Dolores reumáticos en columna vertebral, peor en reposo, mejorados por movimiento lento. Cintura como fuertemente vendada.

Rhus toxicodendron: Posee acción electiva sobre el tejido fibro-conjuntivo, por lo que tiene influencia de primer orden en la región de la espalda y extremidades. Complementario de Bryonia incompatible con Apis melifica; aunque los síntomas de los dos aparentemente sean parecidos, forma el centro de un gran número de medicamentos. Obra sobre los tejidos fibrosos, como en las aponeurosis, tendones y articulaciones; siendo útil para los efectos del ejercicio exagerado. El paciente puede aquejar sensación de rigidez muscular, tendinosa, de ligamentos, articulaciones y fascies, después de reumatismo, esfuerzo violento, ejercicio muscular prolongado o exposición a frío húmedo. Siempre mejora los síntomas con el movimiento continuado, en tanto que agravan al empezar a moverse. Esto se explica porque el tejido fibroso se pone más flexible a medida que el paciente continúa moviéndose. Si una persona es atacada de parálisis debido a un ejercicio violento, es muy probable que dicha afección ceda con la administración de Rhus tox.

Rhododendron: Hay gran susceptibilidad a los cambios atmosféricos, con particularidad al tiempo frío del invierno, y cuando la atmósfera está cargada de electricidad, tiempos tormentosos, dolor lumbar tirante, desgarrante en los miembros, que agravan por el reposo, tormenta, humedad viento o frío.

Staphysagria: Los dolores lumbares obligan al enfermo a levantarse temprano. A menudo relacionado con excesos sexuales y onanismo. Dolores glúteos que se irradian a cadera y parte baja de espalda.

Sulphur: Tiene dolores reumáticos con rigidez de la región lumbar, acompañados de impotencia súbita al intentar moverse el enfermo. Dolores contusos en regiones lumbar y sacra agravados al levantarse del asiento, le cuesta enderezarse, mejora por caminar, duerme de noche de espaldas. Ciática con dolores tironeantes, penetrantes sobre todo de pierna izquierda.

Valeriana: Produce y por tanto cura, los dolores violentos, calambroideos, como de un dardo, con sacudimientos que se presentan súbitamente en las extremidades. Se agravan por permanecer sentado y se mejoran por el movimiento. El paciente experimenta una sensación de torcedura en la región lumbar, sujeta a las mismas modalidades que los dolores en las extremidades.

La revisión bibliográfica realizada, permitió identificar y caracterizar los medicamentos homeopáticos susceptibles de ser utilizados en el dolor lumbar sin ciatalgia asociada.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
  1. Bravo Acosta T. Diagnóstico y rehabilitación en enfermedades ortopédicas. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2006. p. 211-61.
  2. Álvarez Cambras R. Tratado de Cirugía Ortopédica y Traumatología. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1986.
  3. Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares. Dolor Lumbar. USA: National Institutes of Health; 2007 [citado 11 Mar 2010]. Disponible en: http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/dolor_lumbar.htm .
  4. Garrison SJ. Manual de Medicina Física y Rehabilitación. 2da ed. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2006.
  5. Silva Caicedo O. Dolor Lumbar. En: Guías de Actuación en Urgencias y Emergencias; 2007 [citado 11 Mar 2010] . Disponible en: http://www.aibarra.org/Guias/8-1.htmaicedo
  6. El dolor en la esplada. En: The Burton Goldberberg Group, comp. Medicina Alternativa. La guía definitiva. Tiburón, California: Future Medicine Publishing, Inc.; 1999. p. 546-55.
  7. Biyani A, Gunnar BJ. Dolor lumbar: fisiopatología y tratamiento. J Am Academy Orthopedic Surg. 2004;3(3).
  8. Dolor en la parte baja de la espalda: consejos sobre prevención y alivio del dolor, 2001-2010. Am Academy of Family Physicians.[sitio en Internet] [actualizado May 2007; citado 11 May 2010]. [aprox. 6 pantallas]. Disponible en: http://familydoctor.org/online/famdoces/home/common/pain/treatment/117.html
  9. Reyes C, Lucio MJ. La homeopatía. Madrid: Editorial Libsa, S.A; 1996.
  10. Loaces Laza D. Centro de Investigación y Desarrollo de Medicamentos. Homeopatía en el tratamiento del cáncer. Análisis de Información. Rev Cubana Plan Med. 2002;7(1):6-13.
  11. Carrero Figueroa C. Hablemos de homeopatía. Rev Cubana Med Mil. 2005;34(2):12.
  12. Díaz V, Carranza Leiva J, Vasconcello Soto J. Estudio de causales de reoperación en pacientes intervenidos por hernia del núcleo pulposo lumbar en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile. Santiago de Chile: Universidad de Chile. Programa Cybertesis; 2005 [citado 11 Mar 2010]. Disponible en: http://www.cybertesis.cl/tesis/uchile/2005/carranza_j/sources/carranza_j.pdf
  13. Paulos Arenas J. Dolor lumbar. Boletín de la Escuela de Medicina de Chile. 1994;23(3):188-3.
  14. Grupo Español de Trabajo del Programa Europeo COST B13. Resumen de las recomendaciones de la Guía de Práctica Clínica para la lumbalgia inespecífica. Versión española de la Guía de Práctica Clínica del programa europeo COST B13; 2006 [citado 11 Mar 2010]. Disponible en: http://www.REIDE.org .
  15. James Tyler K. Materia médica homeopática. Vol. 2. México, DF: Editor F. Olmedo; 1975. p. 525-30.
  16. James Tyler J. Materia médica homeopática. Vol. 1. México, DF: Editor F. Olmedo; 1975.
  17. León V. Compendio de terapéutica homeopática. 6ta. ed. México, DF: Editorial Porrúa; 1984.
  18. Salud y Sociedad. Buenos Aires; 2006. Homeopatía [actualizado 12 May 2007; citado 11 May 2010]. [aprox. 8 pantallas]. Disponible en: http://www.salud.bioetica.org/homepatia.htm
  19. Naturamedic, 2000-2010 [sitio en Internet]. Buenos Aires. Homeopatía [actualizado 2010; citado 3 Mar 2010]. Disponible en: http://www.naturamedic.com/homeopatia.htm
  20. Lathoud. Materia médica homeopática. Buenos Aires: Editorial Albatros; 1888.
  21. Cummings S. Guía práctica de medicina homeopática. Madrid: Editorial EDAF S.A.; 1986.
  22. El medicamento homeopático y su teoría de aplicación. Buenos Aires: Instituto Hannemanniano Internacional; S.A; 2006 [citado 11 May 2010]. Disponible en: www.escuela-homeopatica.com.ar
  23. Reyes C, Lucio MJ. La homeopatía. Madrid: Editorial Libsa, S.A.; 1996.

SUMMARY

The lumbar pain is a frequent symptom affecting patients assisting the consultation, and it is one of the most incapacitating. It prevails among the adult population, with a higher incidence in those aged more than 30 years. It may lead to crisis, or may be constant and temporal, permanent or recidivist. Treating it we use allopathic medicines, physical modalities and different traditional and natural medicine techniques with the objective of alleviating pain, recover or maintain the function, and also avoiding its recurrence. Considering the current development of the homeopathy, we decided to make a bibliographic review to identify the main homeopathic medicines that could be used in this entity according to the current criteria.

Keywords: low back pain, homeopathy, homeopathic therapeutics, review

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

Castro Morillo EM,Ramos Marrero O, Lozano Tarifa MC, Perdomo Delgado J, González Plá EA. Homeopatía y dolor lumbar. Rev Méd Electrón. [Seriada en línea] 2011;33(1). Disponible en URL:http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202011/vol1%202011/tema12.htm. [consulta: fecha de acceso]


<<< Anterior
Inicio
RevMed
Siguiente >>>
Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas
Matanzas. Cuba - 2011