<<< Anterior
Inicio
RevMed
Siguiente >>>

EDITORIAL

 

Las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes, un tema de interés para todos

 

Emergent and re-emergent diseases, a theme of concern for everybody

 

 

La ciencia y la tecnología avanzan aceleradamente, influyendo decisivamente en los grandes cambios que ocurren en la humanidad.

Desde la revolución científico-técnica, que constituyó uno de los hechos más trascendentales de la historia, y que determinó el desarrollo de las fuerzas productivas como factor esencial del progreso social y económico, el mundo ha sufrido sus efectos transformadores. Entre ellos se destacan: cambios en los sistemas de transporte y comunicación que favorecieron el intercambio entre los pueblos y el progreso cultural; así como, los progresos en los campos de las ciencias de la salud, que han prolongado la esperanza de vida y mejorado su calidad.

La propia tecnología y la ciencia aplicada han hecho posible la implementación de medidas en la salud pública, que incluyen el saneamiento básico, el abastecimiento de agua potable, la inmunización, los cuales inciden favorablemente sobre la esperanza de vida al nacer. A pesar de ello, el panorama actual se define por el hecho de que con independencia del desarrollo económico social que se presenta, todos los países enfrentan una situación compleja que incluye la violencia en todas sus expresiones y el aumento de las enfermedades no transmisibles y transmisibles. Siendo estas últimas, aún sin dominar, uno de los problemas terapéuticos más importantes de la medicina.

Las enfermedades infecciosas existen desde que apareció el ser humano en el planeta. En esa relación de intercambio que establece con el medio ambiente exterior e interior, se revelan diferentes formas de interacción entre los microorganismos y el hospedero susceptible.

Muchos determinantes sociales se relacionan directamente con la aparición y desarrollo de las enfermedades infecciosas: falta de educación, vivienda y empleo, nivel socioeconómico bajo, poca higiene, escasez de agua, agresión al medioambiente, agujero en la capa de ozono, hambre, pobreza, desnutrición, cambio climático,  entre otras. Las riquezas de la Tierra se malgastan y derrochan en armas e interminables guerras genocidas, lo cual se ha convertido en una creciente y abominable práctica mundial.

Estas condiciones actúan como factores que posibilitan la acción patogénica de microorganismos y vectores, y a la vez, hacen difícil su control y erradicación. Además, se fomentan estilos de vida no saludables que afectan la calidad de vida de las comunidades.

Las enfermedades infecciosas son causadas por microorganismos patógenos, entre las que se destacan: bacterias, virus, parásitos y hongos. Pueden transmitirse directa o indirectamente, de una persona a otra. Las enfermedades conocidas como zoonosis son aquellas enfermedades infecciosas que tienen lugar en los animales y que al ser transmitidas al hombre pueden causar enfermedad.

Desde los comienzos de la civilización estas enfermedades han afectado a los humanos, permaneciendo como causas líderes de morbi-mortalidad en todo el planeta. Ellas constituyen la segunda causa de muerte y la principal responsable de pérdida de años de vida por discapacidad a escala mundial.

El descubrimiento de sus agentes etiológicos, la descripción de sus patogenias y el desarrollo de métodos adecuados para su control, entre los que la quimioterapia antimicrobiana ocupa un lugar cimero, representaron grandes logros de las ciencias médicas, enmarcados en el siglo XX.

Uno de los factores más importantes en cuanto a la persistencia de las enfermedades infecciosas es la tremenda capacidad de los microorganismos para desarrollar resistencia contra los diferentes agentes antimicrobianos, lo cual representa una seria amenaza para su futura utilidad por lo cual se requieren recursos y políticas adecuadas para enfrentar y contrarrestar este situación, principalmente en los países en desarrollo.

El aumento de las enfermedades infecciosas en los últimos años es analizado desde la perspectiva de la dinámica y dialéctica socioeconómica, pues se muestra la contradicción entre el progreso científico en las ciencias médicas que representó la aparición de los antibióticos y el retroceso en la patología infecciosa al surgir enfermedades nuevas (las nuevas infecciones que han aparecido en una población dada en los últimos 30 años) y reemergentes (infecciones que habiendo existido con anterioridad y que se presumía que habían desaparecido o disminuido, reapareciendo en una forma más virulenta o en un nuevo marco epidemiológico y que han ido en aumento aceleradamente en incidencia o rango geográfico).

La aparición de enfermedades emergentes y reemergentes se asocia con factores de diversa índole. Si bien el origen y la evolución de los agentes etiológicos han sido suficientemente documentados en la mayoría de los casos, la aparición de estas enfermedades depende de una compleja interacción de distintos factores, tanto biológicos como la variabilidad y adaptabilidad genética de los microorganismos causantes, así como sociales, por ejemplo: el auge del comercio internacional, migraciones, hacinamiento, inadecuada manipulación de los alimentos, analfabetismo, entre otros. También influyen factores económicos como la ausencia de servicios básicos de saneamiento ambiental, la desnutrición, la falta de agua y de sistemas de alcantarillado.

Todos estos factores crean, además, las condiciones propicias para la propagación de estas infecciones y facilitan la circulación de los agentes patógenos y la transmisión de las infecciones y epidemias entre los diversos países y regiones, situación agravada por las ineficiencias de los gobiernos en la generación de políticas publicas de salud y de la baja accesibilidad, cobertura, equidad y justicia de los sistemas de salud pública de muchos países del mundo, vigilancia epidemiológica insuficiente, número insuficiente de laboratorios de salud pública para la detección y el diagnóstico de las enfermedades, pocas alianzas estratégicas entre la formación de los recursos humanos, la investigación epidemiológica y los organismos empleadores, así como la ineficacia de los mecanismos de prevención y de control empleados, en la mayoría de los casos, debido a poca participación social y comunitaria. La experiencia acumulada demuestra que una gran parte de las muertes que se producen debido a las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes podrían evitarse mediante la elaboración y puesta en marcha de estrategias preventivas y terapéuticas eficaces. El sistema de salud cubano, con sus transformaciones, objetivos de trabajo y políticas de salud desde hace 50 años, ha desarrollado una verdadera estrategia salubrista que se traduce en mejores indicadores de salud. Sus acciones para Cuba y para el mundo, dejan huellas imborrables en la historia de la humanidad.

 

 

MSc. Judit Martínez Abreu
Directora Revista Médica Electrónica
Facultad de Ciencias Médicas "Juan Guiteras Gener".Matanzas, Cuba.


Judit Martínez Abreu. Facultad de Ciencias Médicas Juan Guiteras Gener. Carretera Central Km 102. Matanzas, Cuba. Correo electrónico: jmabreu.mtz@infomed.sld.cu


CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

Martínez Abreu J. Las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes, un tema de interés para todos. Rev Méd Electrón [Internet]. 2014 Sep-Oct [citado: fecha de acceso];36(5). Disponible en: http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202014/vol5%202014/tema01.htm

<<< Anterior
Inicio
RevMed
Siguiente >>>
Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas
Matanzas, Cuba - 2014